Si observas que tu pequeño se acerca demasiado los objetos o te asegura que ve borroso, es posible que tenga algo de hipermetropía.

La hipermetropía es muy común en los niños, pero también en los adultos. Las personas que la tienen en un grado alto ven las cosas cercanas muy borrosas. En cuanto a la hipermetropía baja, nos permite ver bien de lejos, pero necesitamos un gran esfuerzo para enfocar. Y este esfuerzo constante es lo que acaba produciendo cansancio o dolores de cabeza.

Si crees que tú o tu hijo podéis tener hipermetropía, no dudes en venir a nuestra óptica.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted