En el mes de octubre, desde Fundación Multiópticas firmamos un acuerdo con Ayuda Directa Himalaya en pro del pueblo nepalí bajo el objetivo de ayudar de forma directa a los habitantes de las localidades más desfavorecidas y que menos ayuda reciben. 

Además, durante este tiempo, de la mano de Ayuda Directa Himalaya, hemos realizado una labor de trabajo de campo para conocer las necesidades ópticas entre los nepalís y así poder estudiar una posible colaboración a futuro. 

Tras más de un mes colaborando en distintas aldeas, hemos tenido la oportunidad de hablar con Luis Miguel López Soriano, periodista y principal artífice de este proyecto, quien nos ha trasladado su experiencia durante este tiempo. Hoy queremos haceros partícipes de este proyecto que nos hace especial ilusión y compartir con vosotros el siguiente artículo de Luis Miguel donde narra sus días en Nepal. 

De vuelta en Nepal por Luis Miguel López Soriano

Tras todo el verano organizando eventos, charlas, repartiendo huchas y otras tantas acciones a través de Ayuda Directa Himalaya -asociación que creamos con motivo del terremoto para dar apoyo al pueblo de Nepal-, por fin llegaba el momento de volver una vez más para poder seguir realizando acciones de ayuda al pueblo nepalí.  

Rápidamente, gracias a nuestros amigos nepalíes con los que ya habíamos trabajado previamente, pudimos comenzar a evaluar algunas necesidades. Una de las personas claves fue Rahul Shrestha que, con su mujer Kate de Australia, ya estaban construyendo una escuela en una remota aldea.

 Juntos nos marchamos a Lwasa, una pequeña comunidad situada en la región de Dolakha para comprobar las necesidades de reconstrucción del colegio de esta zona, afectada por el terremoto. Un largo viaje de 12 horas en autobús local, que nos llevaría hasta un punto  donde ya solo se podía continuar caminando.

Tras visitar la escuela y reunirnos con los representantes de la comunidad decidimos apoyar la construcción de un nuevo edificio. Las instalaciones estaban derruidas y los niños asistían a clase en un refugio temporal realizado con láminas de cinc sobre los restos del antiguo edificio.

Como parte de nuestra visión,  nuestro objetivo no es repartir limosna sino más bien crear una actividad económica que permita generar ingresos a las familias.  La clave del proyecto no era solo construir un nuevo colegio, si no implicar a toda la comunidad en las obras, aprovechando al máximo los recursos locales; arena, piedra y madera. Contratar trabajadores y porteadores que llevasen los materiales que no se pudieran encontrar en la zona; cemento, tejado y herramientas. Duro trabajo que se hace porteando todo el material necesario. En ocasiones sacos de hasta 50 kgs de cemento.

 De esta manera se iniciaron las obras de la escuela Shree Pathibara Bhumeshwor de Lwasa, en la región de Dolakha. Esta escuela fue destruida totalmente durante el terremoto y posteriormente se levantó una construcción temporal basada en tablas y láminas de cinc. La nueva escuela acogerá a aproximadamente 50 alumnos de entre 5 y 12 años y tres profesores.

 Así mismo, también se comenzó la reconstrucción de la escuela Shree Basuki Lower de Pawei, en el distrito de Solo-Khumbu. Este proyecto permitirá construir sólidamente dos edificios nuevos que albergarán cinco clases para los doscientos niños que acuden diariamente y ocho profesores.

Sin duda la educación es la base de la prosperidad y por tanto, el desarrollo de la escuela siempre es uno de los principales objetivos que une a la comunidad y de hecho así ha sido, pues ninguno ha dudado en colaborar con la reconstrucción de las escuelas.

Todas estas acciones han sido posibles gracias a todas aquellas personas que han puesto y ponen su pequeño granito de arena. Entre ellas, me gustaría dar un sincero agradecimiento a Multiópticas y a su Fundación, porque, junto a la educación, la salud también es una de las prioridades para cualquier comunidad. En este caso la salud visual. En octubre comenzaba la relación con Ayuda Directa Himalaya a través de la firma de un acuerdo de colaboración por el que la compañía se comprometía a colaborar directamente con la asociación y a través del cual, en este último viaje hemos realizado un importante trabajo de campo para conocer los problemas de visión entre la población local. Sin duda el comienzo de una bonita relación que espero se prolongue en el tiempo y que, estoy seguro, contribuirá a mejorar la salud visual de nuestros amigos nepalíes.   

Muchas gracias a todos por vuestra ayuda,

Luis Miguel López Soriano

Ayuda Directa Himalaya

Publicado: 16 de Diciembre de 2015